Rehabilitación cardíaca

Publicado el: 10/02/2016
Rehabilitación cardíaca

La rehabilitación cardíaca es un sistema terapéutico multifactorial que incluye entrenamiento físico, educación, consejos sobre cambios de estilo de vida y modificación de conductas (con apoyo psicológico).

En España, la cardiopatía isquémica es la primera causa de muerte (33%), que afecta especialmente a los varones de entre 40 y 65 años. En el ámbito laboral, la enfermedad cardiovascular es la segunda causa de accidentes de trabajo mortales en España.

La rehabilitación cardíaca mejora el pronóstico de los enfermos coronarios y se asocia a una disminución de la mortalidad por cardiopatía isquémica del 20-30%.


La rehabilitación cardíaca es un programa avanzado de alto impacto

¿Quién puede estar incluido en este programa?

Los pacientes con cardiopatías: tras angioplastia +/- STENT por ángor, post IAM, post cirugía cardíaca (coronaria-bypass, valvular, trasplantados y otras) o con insuficiencia cardíaca controlada.

¿Cómo valoramos y controlamos el riesgo?

Estratificamos el riesgo y  realizamos una valoración cardiológica con SPECT miocárdico esfuerzo/reposo y osteomuscular, nutricional y psicológica, encaminadas a prevenir posibles complicaciones durante la fase de ejercicio.

Un equipo de especialistas multidisciplinar

  • Cardiólogo: Realiza la estratificación de riesgo del paciente y lidera el equipo para responder a cualquier consulta e incidencia.
  • Médico internista: Coordina todo el proceso y se encarga de las charlas de educación sanitaria, control de los factores de riesgo y valoración biopsicosocial.
  • Fisioterapeuta: Especialista que coordina los ejercicios físicos personalizados para cada paciente.
  • Médico rehabilitador: Responsable de diseñar la tabla de ejercicios.
  • Enfermería: Control y educación sanitaria de los pacientes.

Fases de la rehabilitación cardíaca

FASE I (Aguda)

Se inicia con el ingreso hospitalario. Favorece la movilidad precoz del paciente, informa, educa y ofrece apoyo psicológico a él y su entorno familiar

FASE II

Se inicia 4 semanas después del alta hospitalaria. Se realiza  una valoración cardiológica y se estratifica el riesgo para analizar la capacidad de ejercicio del paciente. Asimismo, se hace una valoración psicológica y socio laboral.

FASE III

En esta fase no vigilada, que abarca toda su vida, con apoyo de su médico de atención primaria o su especialista el paciente debe continuar haciendo los programas de ejercicio de la fase II.


Continúa leyendo sobre servicios e innovación:

Tapiz rodante antigravedad Alter-G

¿Quieres saber más sobre nuestros servicios?